Se encuentra usted aquí

         

Trayectoria Eclesial (cont)

A partir del 29 de junio de 1959, fecha en la cual celebró sus Bodas de Plata el Rmo. Dr. César A. Dávila G., he aquí las actividades y cargos que ha desempeñado. A pedido del Ilmo. Monseñor Ángel Humberto Jácome, Secretario de la Curia y posteriormente Deán del Cabildo Metropolitano, tomó parte en un concurso para la provisión de la Silla Doctoral del Cabildo. Concursaron el entonces Rmo. Antonio González Z. Canónigo Racionero, hoy merecidamente Arzobispo de Quito, el R.P. Dr. José Proaño y el suscrito concurso que se llevó a efecto bajo el patrocinio del Ilmo. Mons. Benigno Chiriboga, s.j. El segundo lugar le cupo al Dr. Dávila.

CARGOS.- “Por su espiritualidad al igual que por su vida y costumbres ejemplares” – se expresa en el nombramiento - transcurridos 29 años de servicio a la Iglesia, como reconocimiento a su preparación no solamente teológica sino también en derecho canónico, el 17 de mayo de 1963 fue nombrado por el Cardenal Arzobispo de Quito Monseñor Carlos María de la Torre, Canónigo Honorario de la Catedral Metropolitana. Designación que no la ha renunciado hasta hoy, como un acto de reconocimiento a la Iglesia y de homenaje a aquel ilustre Deán, ejemplo de vida sacerdotal en todos sus niveles, Ilmo. Mons. Ángel Humberto Jácome, que de Dios goce. El 10 de noviembre de 1966 fue designado Juez Pro-Sinodal y posteriormente Juez del Tribunal Arquidiocesano de primera instancia. El 18 de agosto de 1968 aceptó el cargo de Bibliotecario de la Biblioteca del Clero. Para prepararse debidamente y con responsabilidad a dicho cargo, siguió un curso de bibliotecología en la Universidad Central en donde obtuvo el Diploma. Por más de ocho años desempeñó dicho cargo y dejó la biblioteca científicamente catalogada bajo el sistema decimal. El 8 de julio de 1976 fue nombrado vocal representante de la Arquidiócesis de Quito ante la Sociedad Ecuatoriana de Patrimonio Religioso. En octubre de 1978a solicitud del Cabildo Metropolitano, ocupó la silla doctoral del Cabildo de Quito. El 14 de diciembre de 1978 se encargó de la Dirección del Boletín Eclesiástico, cargo que renunció en agosto de 1982. El 17 de junio de 1980 fue nombrado canónigo teologal, hasta el 5 de julio de 1983, fecha en la cual S.E. el Cardenal Arzobispo de Quito, aceptó la renuncia presentada por el Dr. Dávila el 26 de junio de 1983.

SU VOCACIÓN DE ESCRITOR.- Siguiendo una trayectoria de toda su vida, desde los bancos del Seminario Menor, comenzó a escribir. Son centenares los artículos, comentarios, editoriales, conferencias, publicadas en diarios, revistas, semanarios nacionales y extranjeros. Fruto de esta vocación son entre otros los siguientes libros: PALABRA ETERNA (Segunda edición 1980), GUÍA AL INFINITO POR LAS PARÁBOLAS DE CRISTO (segunda edición 1983), LAS LLAVES DE TU REINO (Segunda edición 1980), ORACIÓN CÓSMICA (Primera edición 1979), EL LAGO SAGRADO (Primera edición 1982). Estos libros han tenido aceptación y amplia difusión dentro y fuera del Ecuador. Dirige además la Revista bimensual titulada “YOGA PARA HOY” cuya publicación la inició en octubre de 1981. Se han publicado 15 números. Su finalidad: Demostrarla convergencia entre la mística cristiana y la mística de los grandes maestros de Oriente, especialmente en el sendero de la meditación u oración contemplativa y aprovechar – con el debido discernimiento- cuanto de bueno tiene ésta.

SUS VIAJES.- En agosto de 1964 emprendió un viaje de estudio y observación a Europa (España, Portugal, Francia, Italia, Suiza, Holanda, Alemania Occidental, Italia) Egipto y Tierra Santa. En mayo de 1978 realizó su segundo viaje en compañía de 46 estudiantes de la Asociación E. de Autorrealización fundada por él.

“Quería dice, en carta de 15 de mayo de 1980 a S.E. el Cardenal Pablo Muñoz Vega, s.j. que mis estudiantes vivieran intensamente a Cristo vivo en los Evangelios en los mismos lugares en que enseñó Él. Esta fue la prueba palmaria de mi fe y fe de ellos en Él. Fue el bautismo con el fuego del Espíritu Santo”.

El 15 de septiembre de 1982 realizó su tercer viaje con la mirada puesta siempre en esa Tierra Bendita en que pasó su breve vida humana el Señor. Este viaje lo emprendió con 35 estudiantes de su Movimiento que visitaron también el Extremo Oriente (Japón, Tailandia, Egipto) y especialmente la India, para conocer de primera mano cuanto se enseña en sus libros, especialmente religiosos.

LA ASOCIACIÓN ECUATORIANA DE AUTORREALIZACIÓN.- Después de un maduro, prolijo y largo estudio de la mística y filosofía orientales y constatando la absoluta necesidad de la creación de un movimiento de carácter cristiano especialmente para la juventud, el Rmo. Dr. Dávila, creo la Asociación Ecuatoriana de Autorrealización (A.E.A) para el aprovechamiento de los valores espirituales y socio-culturales de las religiones no-cristianas, según las directivas del Concilio Vaticano II (Decreto Nostra Aetate Nº2). De esta manera, el 12 de diciembre de 1972 por acuerdo Ministerial de Educación Pública Nº 5923, se crea la Asociación E. de Autorrealización (A.E.A). Larga es su historia, no exenta de graves problemas e incomprensiones de parte de quienes debían comprenderla y estimularla. Sus actividades se han desenvuelto en tres etapas: Concientización, afianzamiento y acción. Cuenta actualmente con Centros oficialmente establecidos en Quito, Guayaquil, Cuenca y Ambato. En la capital, en Cuenca y en Baños (Prov. Tungurahua) existen sendas casas de oración. Baños puede alojar unas 50 personas por el momento. La casa de Baños fue inaugurada por el Cardenal Arzobispo de Quito, el 5 de diciembre de 1981, contó con la presencia del Ilmo. Monseñor Antonio González y el Ilmo. Monseñor Gabriel Díaz Cueva. He aquí lo que dijo el Cardenal en la inauguración:

“Entre nosotros, es realmente un Movimiento que podemos decir, nuevo. En nuestra Iglesia Occidental se están expresando varios Movimientos en los cuales está patente esta acción del Espíritu de Dios, para renovar su Iglesia en aquello que en definitiva hay que tomarlo como decisivo a saber: primero el Reino de Dios y su justicia, porque lo demás vendrá por añadidura”.

A.E.A. ha dado ya seis vocaciones al sacerdocio ministerial. Dos de estos jóvenes han recibido el Diaconado. Los estudiantes de A.E.A. – alrededor de unos 300- contribuyen con gran generosidad para crear y mantener las obras materiales y para la formación de estas vocaciones. El 5 de abril de 1984, A.E.A. acaba de dar un paso trascendental. S.E. Card. Arzobispo de Quito Mons. Pablo Muñoz Vega s.j. – mediante el Decreto correspondiente- concedió a A.E.A. personería jurídica en la Arquidiócesis de Quito; a nivel eclesial bajo la denominación de Asociación Ecuatoriana de Meditación. El Rmo. Dr. Dávila, dice:

“Al cumplirse los 50 años de mi ordenación sacerdotal, doy gracias a mi Dios por todas las bendiciones que de Él he recibido, especialmente por haber dado a la Iglesia del Ecuador – y a mí particularmente-, en la persona de S.E. el Cardenal Arzobispo de Quito Mons. Pablo Muñoz Vega, s.j. un verdadero Pastor y Padre y un Sabio Maestro y por haberme concedido la gracia de servirle en A.E.A. en la persona de centenares de almas y de miles de espíritus a través de mis escritos. Nada de cuanto bueno haya hecho es mío, sino de Él. Esto lo digo con profunda convicción. No soy sino un instrumento en Sus manos benditas”.

P. César A. Dávila G.

El Verbo, acto eterno del Padre

"Él, habita en nosotros y nosotros. Lo anima todo. Lo domina todo. Lo informa todo. Lo alimenta todo. Lo mueve todo. Lo conserva todo.

12/12/2017 - 17:15

Meditación, Misa, Ágape y Mariachis.

Desde las 19h00